El centro del cartel son unas manos sumándose al grupo de Jesús. Son manos reales, pues Jesús nos ofrece verdad y fraternidad. Son manos variadas, en cuanto a tono de piel, así como a edad. Jesús quiere contar con todos, su mensaje, su ejemplo quiere que lo vivamos desde todos hacía todos. Es un grupo de verdad, con gente real. Y son 11 manos, faltas tú para los 12 apóstoles de Jesús, jugando con la simbología de los primeros amigos de Jesús. Le ofrecemos al adolescente un grupo y la oportunidad de completarlo, de sentirse útil, vivo, parte importante de algo importante.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR