Jesús nace para salvarnos. Su mensaje es que nos amemos los unos a los otros como Él lo hace. Y es que Jesús nos ama a todos, tal y como somos; su amor no tiene límites. Reúne a las personas, sin distinción de raza, cultura, físico,...y sobre todo, tiene cierta debilidad por los pobres y marginados.
Nuestra Navidad debe ser de acogida familiar a nuestro hermano, que nos necesita.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR