El corazón y la inteligencia nos ayudan a tomar buenas decisiones.
San José Manyanet se enamoró de Jesús, de sus obras y de su familia. Esto hace ya muchos años, pero esa pasión por el cultivo de la inteligencia y del corazón, continúa en nuestros colegios y en nuestras parroquias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR