¡Jesús ha resucitado!
Nos hemos esforzado mucho para llegar aquí. Nos hemos llenado de buenas elecciones, valorado nuestro entorno y actitudes, y hemos renunciado a cosas prescindibles para quedarnos con lo verdaderamente importante. Es momento, pues, de juntarnos todos y celebrar con alegría que Jesús está vivo. Es importante mantenernos unidos, como hermanos, ayudándonos unos a otros, fomentando el amor... ¡la familia está de fiesta!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR