La escuela es un espacio para estar contentos. Cuando empezamos el curso nos reencontramos con los amigos y disfrutamos compartiendo las experiencias que hemos vivido durante el verano. A lo largo del curso viviremos muchas cosas juntos y es muy importante que el ambiente sea agradable, respetuoso, amoroso, de gratitud, de humildad, de confianza…
Los compañeros y compañeras de clase se convierten en personas muy importantes para los niños y niñas, siendo un apoyo más cuando necesitan algo o, “simplemente”, para disfrutar del día a día en la escuela.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR