¡Aleluya! Jesús ha resucitado. La alegría de la Pascua debe formar parte de nuestra vida y debe ir con nosotros; en casa la compartiremos con nuestra familia. Una familia que se quiere, como se querían en Nazaret Jesús, María y José. La luz de la Pascua es Jesús y celebramos que el AMOR puede con todo, el amor nos une más a los demás y más a Dios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR