La Cuaresma es un tiempo que debemos destinar a la reflexión sobre nuestras actitudes y prácticas llevadas a cabo. Supone realizar un camino para prepararnos para la Pascua. Nos tenemos que querer a nosotros mismos, y esto quizá significa tener que renunciar a algunas cosas para encontrar lo que realmente nos llena. También, nos tenemos que ayudar los unos a los otros para que todo el mundo pueda conseguirlo. Y, por supuesto, necesitamos la palabra de Dios para llegar al final del camino, para volver a casa por el buen camino.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR