En ese camino hacia la Pascua, somos llevados también nosotros por el espíritu al desierto y tenemos que superarnos. Los niños tendrán pues, que ir avanzando en su camino para llegar al corazón de Oro”, a la resurrección de Jesús, la fiesta de la Pascua.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR